Reconexión

No recuerdo si lo había mencionado antes, pero el otoño es mi estación del año preferida. Me gusta todo lo que conlleva y cómo se siente.

Ese airecillo fresco que puede empezarse a sentir me parece maravilloso, por no hablar del colorido y textura cambiantes de la naturaleza. ¿Qué me decís de lo satisfactorio que taparse con una mantita suave y mullida puede ser? Además, cada vez apetecen más esas tazas bien grandes y bonitas de nuestra bebida preferida. A mí me encanta calentar leche en un cazo junto con piel de limón y canela. La casa se perfuma y, con ella, el espíritu otoñal de la familia cobra vida (por no hablar de lo bueno que está). Como alternativa, el puré de calabaza con jengibre consigue el mismo efecto.

Me gusta tomar consciencia de la transición entre estaciones, pero este momento entre verano-otoño está siendo algo distinto. Últimamente estoy disfrutando mucho de los paseos por el bosque. El ritual ya está establecido: me pongo un vestido cómodo, unos zapatos planos y dejo que suene la música que más me apetezca en ese momento mientras me siento como una niña viendo su película Disney preferida.

Esta mañana ha sido especial. Tenía que tomar una decisión importante y llevaba días atascada. Mientras paseaba, todas mis preocupaciones se han esfumado como por arte de magia y he podido disfrutar plenamente de la textura de la tierra al pisarla, del perfume de la naturaleza, de la brisa temprana y de la calidez del Sol sin tan siquiera proponérmelo. Me he sumergido en la música que salía de mis auriculares (hoy tocada «The Andrews Sisters», entre otros) mientras no podía parar de sonreír y de sentirme muy feliz. En medio del paseo, me he sentado en un banco (que ahora es mi favorito) con vistas a un prado y he podido ver caballos y potrillos a lo lejos.

¡Fantástico!

He caminado de vuelta a casa sintiéndome mentalmente refrescada y sosegada. ¡La decisión ya estaba tomada!

Estos paseos hacen que me dé cuenta de lo importante que es reconectar con la naturaleza, así como con las sensaciones más simples y esenciales que podemos percibir con una salida por el bosque, por ejemplo.

Os deseo una feliz entrada de otoño y os animo con todo mi corazón a que encontréis vuestra manera de conectar con la naturaleza y con este cambio de estación (y con todos los que quedan por venir).

¡Besitos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s