Un poco sobre mí

Demasiado tiempo sin escribir.

Me acuerdo de cuando todo empezó, de cuando esto de juntar palabras y letras se convirtió en una de mis aficiones preferidas.

Estaba eufórica porque me sentía eufórica. Me sentaba delante del ordenador en mi cafetería preferida, con música antigua de fondo, y mis venas se llenaban de ilusión, pasión y magia. No hacía falta pensar, las palabras se creaban solas. Las historias parecían estar escondidas en algún lugar de mi mente al que podía acceder sin ningún esfuerzo.

Todo comenzó con mi primer blog; un blog de Google con nombre y apellidos (los míos, para que no se creen malentendidos) en él. Todos mis amigos lo conocían, me seguían y comentábamos juntos las publicaciones, hasta que empecé a sentirme cohibida y no completamente libre de escribir lo que sentía en su más pura expresión. El blog crecía a un ritmo inesperado (o bueno, increíble si tenemos en cuenta mi expectativa inicial era escribir solamente por diversión y, como mucho, para mis amigos. Estaba sorprendida) y mis dedos cada vez tecleaban más rápido y con más ganas. Lamentablemente, una última circunstancia inesperada relacionada con amores del pasado hizo que diera el paso definitivo para cambiar de aires y de blog.

WordPress; aquí estamos. Un nuevo blog, anónimo y con aires frescos, sin amigos curiosos que se diviertan especulando sobre los protagonistas reales resguardados detrás de las historias (la verdad es que era gracioso ver hasta dónde podía llegar la imaginación de mis amigos). Un nuevo sitio web que me está acompañando en las decisiones más alocadas y arriesgadas de toda mi vida.

childhood-2483894_960_720.jpg

Un nuevo hogar. Un nuevo país. Un amor extranjero. Un grado en Derecho acabado y un máster al que todavía aparezco como solicitante. Un año entre improvisado y escalofriante. Frustración con chispas de chocolate efervescente. Un post Erasmus peculiar e igual de sensato que insensato. Y currículums.

Muchos currículums.

 

Creo que es la primera vez que escribo sobre mí, o al menos, tan directamente como en este post, pero creo que ser anónima no significa ser desconocida. Ya os explicaré más en detalle mis aventuras por el mundo, sin certezas pero con amor y acompañada de una nueva familia. Espero que alguno de vosotros se sienta identificado con esta historia que todavía está por entender y por explicar.

 

Atentamente: otra persona perdida en busca de su sitio. Sentiros libres de compartir vuestra historia en el blog para aprender, entre todos, de diferentes experiencias.

¡Un abrazo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s