Mi hogar

Está lloviendo. Hace frío. Y me encanta. No hacía tan siquiera una semana desde que había llegado a mi futuro nuevo lugar, mi nuevo hogar, aunque si así lo iba a ser o no todavía no lo sabía nadie. Tan siquiera yo. Llegué allí al mismo tiempo que decidieron hacerlo el frío y los primeros…