Muchas cosas y más

Me estoy asombrando mucho. Es octubre, está nublado y me gusta. Es curioso, yo siempre he rechazado los días grises; siempre he querido escapar del frío y vivir en el calorcito mullido y acogedor por siempre y, tal vez, nunca jamás. Recuerdo que de pequeña soñaba con irme a vivir a las Canarias cuando fuera mayor. Qué tiempos.

Está empezando a hacer frío, estoy empezando a sentirme un poco otoñal estos últimos días. La vuelta a la rutina o a la aventura más grande de todas; ya queda menos para sentirme cautivada por las luces descaradamente resplandecientes que se despiertan entre las tardes oscuras y románticamente romanticonas. Ya queda menos para enamorarme del vaho que espera anisoso por salir de nuestras bocas.

El ecosistema de los romances, la aureola perfecta en la que mecer a los buenos abrazos.

Se acercan las bebidas humeantes, las chimeneas quita-problemas, las bufandas de lana, la piel de gallina y esas carcajadas desmedidas que no podemos disimular ni cuando comemos castañas tostadas, ni mientras nos atrevemos a conquistar una y mil calles escondidas entre los entresijos de la ciudad antes de que se vayan a dormir. ¿Sabes? No tengo sueño, no tengo ninguna prisa por llegar y, de hecho, no entiendo muy bien hacia dónde me tengo que dirigir para encontrar eso con lo que supuestamente tengo que dar.

Quiero reír, quiero mearme de risa, tirar las palomitas del susto que me dé al asustarme en la próxima película de miedo que vea mientras siento que el tiempo se divierte jugando a pararse. Quiero momentos de calidad con mis amigas (las de verdad), quiero amigos, conocidos y desconocidos por conocer. Quiero de todo y un poco más, quiero pararme a oler todas las flores que me encuentre al caminar, perderme entre suspiros y encontrarme sin saber dónde dejar de perderme. Quiero levantarme a primera hora de la mañana para explicarle batallitas al amanecer y sentir esa brisa recarga-vidas.

ot.jpg

 

Quiero sueños, puestas de Sol, cafés con mucho humo, historias con mucha música francesa/vintage y, por qué no, un poco de ese “algo”.

No quiero nada más.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. beba pihen dice:

    Me gustó esta descripción de estado de ánimo positivo. Contagioso. Construcción pulcra.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegra mucho de que te haya gustado. ¡Muchas gracias!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s