Pura táctica

Me estás mirando. Sé que lo haces desde que he entrado por esa puerta de madera bañada en pinceladas de color turquesa y cenefas acristaladas que, por si no lo sabías, me enamora. Entre otras muchas y demasiadas cosas. Estás muy concentrado mirando tu ordenador, se te ve muy interesante desde esta perspectiva. Llevas puesto…